Skip to content

ROMPER CON EL PASADO

29 junio, 2011

No resulta fácil romper con el pasado, porque el pasado de alguna manera forma parte de lo que somos hoy. Cuando dejamos atrás a un amigo o un amor siempre hay una parte que queda más dañada que la otra quizá porque se ha implicado más en esa relación de amistad o amor, se ha entregado totalmente a la otra persona, ha confiado en ella plenamente como si de uno mismo se tratara y cuando llega la ruptura por la razón que sea, no somos capaces de hacer borrón y cuenta nueva como vulgarmente se dice.

 Nos cuesta asimilar que ese momento pasó, se acabó y ya nunca más será nada igual.

En ocasiones, tratamos de evitar el coincidir con esa persona que forma parte de ese pasado, tratamos de alejarnos de todo aquello que en su día formó parte de nuestra vida junto a ese ser, un lugar, una canción etc…

Pero no siempre,  lo logramos, ese “fantasma” se las ingenia para aparecer cuando ya no lo esperábamos, cuando creíamos que todo estaba superado y olvidado, cuando de alguna manera empezabas a coger una bocanada de aire fresco, ahí aparece el para decirte…¡ Nooo ¡ ¡ Estás atrapado!, siempre voy a permanecer en tu memoria, podrás vivir otras ilusiones, tendrás nuevos amigos, nuevos amores, pero yo, siempre estaré ahí, formando parte de ti de tu vida por siempre y para siempre.

Podrá pasar un tiempo sin que cuentes conmigo, pero yo, tu pasado, no bajo la guardia y nunca me vas a anular, nunca vas a poder decir que no existí, porque yo, tu pasado, formo parte de ti y aunque no lo creas te he ayudado a crecer , a transformarte en lo que hoy eres, conmigo has aprendido,  has adquirido experiencia , y  por muchos amigos y amores que atesores a lo largo de tu vida, siempre echaras en falta aquel que un día se perdió.

Romper con el pasado no implica olvidarlo, nos hacemos el propósito de no caer de nuevo en los errores que nos llevo hacia aquella perdida, es como una bombilla que se nos enciende ante determinas situaciones que nos advierte….¡ ehhh,  cuidadoo !,¡  que esto en aquella ocasión no resulto! y muchas veces por ese temor dejamos pasar el tren por si acaso…sin darnos cuenta de que lo que con una persona no funciona, puede hacerlo con otra, pero el miedo al fracaso, a volver a sufrir nos lleva a bajar la barrera y a decir:  ¡ No pasará! otra vez no,  y nos limitamos a vivir nuestro presente con la mochila al hombro cargada de recuerdos y nostalgias  coartando nuestra libertad.

Autor:  Emilieta.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Gregorio permalink
    30 junio, 2011 19:10

    Preciosa reflexión sobre la vida, sobre nuestra vida. Siempre algo o alguién dejó una huella imborrable en nuestro camino, en nuestro corazón.
    Dificil es de olvidar esas huellas dejadas en nuestra vida pasada y sin darnos cuenta siempre surgen situaciones que de alguna manera nos recuerdan ese pasado, esas huellas que creíamos olvidades en algún rincón de nuestro camino.
    Gracias por escribir estas cosas tan maravillosas y reales.
    Un beso y feliz verano amiga.

  2. Pilar permalink
    30 junio, 2011 16:52

    Estoy totalmente de acuerdo contigo Emilieta. Resulta imposible olvidar a alguien que en un tiempo nos hizo feliz y que cómo bien dices , nos hizo crecer; eso es con lo que personamente me quedo. Gracias por esta reflexión querida amiga. Te envío un gran abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: